lunes

El plagio, por Claudio Paolini


           Según el Diccionario de la Real Academia Española, plagio es la “acción o efecto de plagiar”. Y plagiar es “copiar en lo sustancial obras ajenas, dándolas como propias”.

            De acuerdo a la séptima edición del MLA Handbook for Writers of Research Papers, el plagio implica dos tipos de transgresiones:

- Usar ideas, información o expresiones de otra persona sin reconocerlo constituye un robo intelectual.
- Hacer pasar ideas, información o expresiones de otra persona como propias para obtener una mejor calificación u otra ventaja constituye un fraude (Gibaldi 52).

            En definitiva, plagio es usar las ideas y palabras de otros sin especificar con claridad el origen de la información.
Para evitar el plagio se debe dar la referencia bibliográfica correspondiente cada vez que se recurre a:
- una idea, expresión o teoría de otra persona.
- cualquier dato, estadística, gráfico, esquema que no sea de conocimiento general.
- citar palabras habladas o escritas por otra persona.
- parafrasear las palabras habladas o escritas por otra persona.


La Cita
Es la trascripción textual de lo expresado por otra persona.
No puede constituir por sí sola el cuerpo de un trabajo, debe estar intercalada dentro del escrito del redactor.
Se pueden citar hasta mil palabras de un mismo texto en un escrito.
Cada fragmento citado no debería extenderse más allá de media página.
Tiene que ser fiel. Se deben transcribir las palabras tal cual están en el texto.
No se puede suprimir una parte del texto sin señalarlo. Si se omiten palabras, se señala mediante la inserción de tres puntos suspensivos entre paréntesis rectos […] en el lugar donde se omitieron.
Si el autor que se está citando incurre en un error de estilo o información, se debe respetar ese error, pero señalárselo al lector escribiendo al lado [sic].
El fragmento citado se debe ubicar entre comillas, y a continuación se debe documentar la fuente (entre paréntesis), que estará en relación directa con el texto referido en la Bibliografía.

Una CITA ACEPTABLE –y que EVITA el PLAGIO–, siguiendo el planteo de la Modern Language Asociation (2009), es así:

Ejemplo:
Como expresara Jules Supervielle en 1943, Felisberto Hernández “tiene el sentido innato de lo que será clásico un día” (5).

[En este caso queda claro quién es el autor de la cita].
[En el caso de que no se desprendiera, se incluye el apellido del autor: (Supervielle 5)]

En la Bibliografía:
Supervielle, Jules. “Un juicio de J. Supervielle sobre la obra de Felisberto Hernández, Por los tiempos de Clemente Colling.” El País 12 Enero 1943: 5. Impreso.

Cuando una cita no supera las 4 líneas –como el ejemplo anterior–, se debe insertar dentro del párrafo, expresándolas entre comillas dobles.
Pero cuando la cita tiene más de 4 líneas, se debe ubicar aparte del cuerpo del texto y con un margen izquierdo mayor; en este caso no son necesarias las comillas.

Ejemplo:
María Inés Silva Vila recuerda sus encuentros con Hernández y

la manera casi despavorida que tenía de comentar las cosas, sobre todo los artículos de Emir Rodríguez, a partir de una mentada crítica que le hizo. Emir con Felisberto se equivocó. Por lo que recuerdo, más que hacer una crítica de su obra, intentó sicoanalizarlo y se lo perdió. Las manos cortitas de Felisberto se aturullaban más que nunca al hablar del episodio. (66).

En el caso de que la autora tuviera más libros en la bibliografía, se escribe un detalle del título: por ejemplo: (Cuarenta y cinco 66).

En la Bibliografía:
Silva Vila, María Inés. Los rebeldes del 800. Montevideo: Girón, 1971. Impreso.
---. Cuarenta y cinco por uno. Montevideo: Fin de Siglo, 1993. Impreso.


El Parafraseo
Es utilizar los conceptos de otra persona, pero escribiéndolos con las palabras de uno. Aunque se empleen las palabras de uno para parafrasear, se debe igualmente dar a conocer la fuente de información.

Si una CITA ACEPTABLE es así:

            Enrique Dussel señala:
           
Con el impacto de la modernidad europea desde hace poco en las múltiples culturas del planeta (piénsese en las culturas china, del sudeste asiático, hindú, musulmana, bantú, latinoamericana), todas ellas producen una “respuesta” variada al “challenge” moderno e irrumpen renovadas en un horizonte cultural “más allá” de la modernidad. A esa realidad de un momento multicultural fecundo la llamamos el fenómeno de la “transmodernidad” (ya que la “posmodernidad” es todavía un último momento de la modernidad occidental). (201).

En la Bibliografía:
Dussel, Enrique. “Sistema-mundo y «transmodernidad».” Modernidades coloniales. Eds. Saurabh Dube, Ishita Banerjec y Walter Mignolo. México: El Colegio de México, 2004: 201-26. Impreso.

Un PARAFRASEO INACEPTABLE –y que IMPLICA un PLAGIO– es así:

            Desde hace pocos siglos, la influencia de la modernidad europea hace que en las diferentes culturas del mundo –como en China, India y América Latina–, se promuevan soluciones diversas a los últimos cambios y que se presenten renovadas en un espacio cultural aparte de la modernidad. A ese escenario sumergido en un tiempo de múltiples desarrollos culturales lo denominamos el suceso de la transmodernidad –dado que la posmodernidad aún está inmersa en una última etapa de la modernidad occidental–.

¿Por qué este pasaje es un plagio?
            Porque solo se han reemplazado unas cuantas palabras y frases, o cambiado el orden de las oraciones originales.
Porque no se ha citado una fuente ni nombrado al autor de la idea original.

Para que el parafraseo anterior sea ACEPTABLE y EVITE el PLAGIO, como mínimo se debe insertar a continuación del párrafo la referencia bibliográfica correspondiente, o sea: (Dussel 201), e incluir el texto en la Bibliografía.


¿En qué casos no se está obligado a citar la fuente?
            Cuando lo que se está expresando se trata de una información o de un conocimiento general.
            ¿Qué es una información o un conocimiento general?
            Son datos, ideas o referencia a hechos que se pueden encontrar en múltiples fuentes y que seguramente son conocidos por muchas personas.
            Ejemplo: Juan Carlos Onetti obtuvo el Premio Cervantes de literatura en 1980.
           
Si se realiza una referencia a un dato que se tiene dudas de que sea de conocimiento público, lo mejor es citar una fuente.


Bibliografía

Dalmagro, María Cristina. Cuando de textos científicos se trata... 4ª ed. Córdoba: Comunic-Arte, 2007. Impreso.

Gibaldi, Joseph. MLA Handbook for Writers of Research Papers. 7ª ed. New York: The Modern Language Association of America, 2009. Impreso.

Real Academia Española. Diccionario de la lengua española. 22ª ed. 2001. Internet. 20 Mayo 2010. <http://www.rae.es/recursos/diccionarios/drae>